La música y la mejora de la calidad de vida de los que más lo necesitan

Entradas etiquetadas como ‘musicoterapia infantil’

Más de 7.000 niños se beneficiaron ya del programa de musicoterapia del Hospital La Paz

Más de 7.000 niños se han beneficiado ya del Programa de Musicoterapia que el Hospital La Paz de Madrid viene aplicando desde hace una década; y los resultados son más que positivos, contribuyendo a mejorar el estado psicológico (siempre delicado durante la hospitalización) y el estado físico tanto de los niños como de los adultos que les acompañan.

El programa de musicoterapia, que el Hospital La Paz desarrolla gracias a un convenio con la Universidad Autómona de Madrid, con la Fundación Musicoterapia y Salud y con Hard Rock Café,  logra mejoras de la autoestima, ayuda a la integración y a la comunicación, produce beneficios fisiológicos… y otros efectos como mayor resistencia al dolor, mayor tono muscular o secreción hormonal, rebaja niveles de fatiga y estrés, …

Pero no sólo los niños son los beneficiarios del programa de musicoterapia de La Paz, también se aplica en los tratamientos de quimioterapia para mujeres con cáncer de mamá, en la unidad de nefrología (diálisis), en oncología pediátrica, en Transplantes, Neonatología, en la Unidad de Dolor y en la Unidad de Cuidados Paliativos.

Los bebés crecen mejor con la música

Ya hemos hablado en alguna ocasión sobre los beneficios de la música en los recién nacidos, incluso  de los beneficios de escuchar música mientras estamos todavía en el vientre materno.  Hemos hablado también de las nanas y  de los beneficios de la musicoterapia para niños con algún tipo de deficiencia o dependencia. Pero… al igual que para los adultos, la música pueda ayudar mucho a los bebés sanos.

Existen numerosas investigaciones y programas llevados a cabo en hospitales, que evidencian que, en general, escuchar música suave, con ritmos lentos, ayuda a los bebés a eliminar el estrés, mantenerse en niveles de relajación elevados, lo que se traduce en aumento de peso y disminución de los dolores típicos de los recién nacidos (por ejemplo, los cólicos)… Pero, podemos ir un poco más allá.

Por ejemplo:

– Hay estudios que concluyen que las melodías que no sólo sin instrumentales, sino que contienen palabras, logran mejores resultados.

– También existen datos, basándose en análisis citoquímicos, que demuestran que escuchar música clásica ayuda a aumentar la reproducción celular, y logra que el ritmo de la respiración y los latidos del corazón se ajusten al entorno, lo que viene a proporcionar bienestar a los bebés.

Nube de etiquetas