La música y la mejora de la calidad de vida de los que más lo necesitan

Entradas etiquetadas como ‘disciplina’

Qué es y qué no es la Musicoterapia

La música es, de todas las artes, la más integradora y socializadora. Reúne a personas de diferentes raíces, proclama la libertad de los pueblos, se une con otras culturas musicales y formas de expresión creando nuevos modelos. La música es creatividad en sí misma. Es un medio que permite la cohesión entre individuos de diversas características, ofreciendo a cada uno de ellos un espacio propio dentro del grupo que lo hace único y necesario. La música es un lenguaje de comunicación entendido por todos. Llega lo más profundo de las personas transfiriendo un sentimiento, una vivencia, una idea que, de una manera u otra, provoca un movimiento interno en el ser humano. Pero, en ningún punto de vista, el deja indiferente.

La musicoterapia es una psicoterapia creativa e innovadora que nos permite llegar allí donde la palabra no puede. Nos ayuda a crear espacios de expresión liberadores de emociones, contribuyendo al análisis de nuestros actos, tanto conscientes como inconscientes, y ayudando a encontrar las herramientas adecuadas para restituir y mejorar nuestra manera de afrontar la vida, tal como nos toca vivirla.

La musicoterapia es una disciplina que utiliza la música y / o de sus elementos (sonido, ritmo, melodía y armonía) administrada por un Musicoterapeuta calificado, con un paciente o grupo, en un proceso destinado a facilitar y promover comunicación, aprendizaje, movilización, expresión, organización u otros objetivos terapéuticos relevantes, para asistir a las necesidades físicas, psíquicas, sociales y cognitivas.

Esta disciplina, la musicoterapia, tiene muchos años de estudio e investigación. Existe mucha bibliografía y documentación sobre su utilización y beneficios en diversos ámbitos de trabajo, sobretodo en el ámbito anglosajón, aunque esta profesión se ve contaminada por un uso excesivo dentro de sectores que no tienen nada que ver con la musicoterapia en sí.

La musicoterapia no es magia ni tiene que ver con esoterismo, astrología o actividades psíquicas.

Es cierto que durante las sesiones se dan situaciones que en parte tienen que ver con el aspecto espiritual de todo ser humano. Sin embargo, cabe destacar, con el debido respeto a todas las profesiones, que el musicoterapeuta es un profesional que se relaciona e instruye en los ámbitos de la salud, la psicología, la música, técnicas artísticas, en planificación didáctica y que tiene un código ético que cumplir.

La musicoterapia es una terapia complementaria más y el musicoterapeuta un instrumento al servicio de las personas. La consecución de los objetivos sólo se consigue cumpliendo procesos, trabajando duro y en equipo con otros profesionales de la salud, la psiquiatría, el arte y la educación. No hay músicas mágicas.


Nube de etiquetas