La música y la mejora de la calidad de vida de los que más lo necesitan

Archivo para la Categoría "Uncategorized"

Lançamento do livro “Musicoterapia e Autismo: teoria e prática”, em Porto Alegre

Salientamos que o evento é de inteira responsabilidade da entidade abaixo mencionada, restringindo-se o Instituto Autismo & Vida à divulgação da informação à sociedade, em cumprimento ao objetivo institucional de disseminar informações sobre o autismo.

O musicoterapeuta Gustavo Schulz Gattino convida a todos para o lançamento de seu livro “Musicoterapia e Autismo: teoria e prática” que acontecerá no dia 22 de agosto, às 19h, na Livraria Cultura do Shopping Bourbon Country (Porto Alegre/RS).

No evento gratuito, a publicação estará à venda por R$ 40.

CONTEÚDO DO LIVRO:

1. Autismo: uma breve revisão;
2. Processamento auditivo-musical no Autismo;
3. Aspectos químicos e biomoleculares sobre música e Autismo;
4. História da Musicoterapia aplicada ao Autismo;
5. Avaliação em Musicoterapia aplicada a pessoas com Autismo: uma visão geral;
6. Modelos de Musicoterapia aplicados ao Autismo;
7. Musicoterapia aplicada a crianças com Autismo para auto-organização e estabelecimento de limites;
8. A integração audiovisual em Musicoterapia como proposta de atendimento para pessoas com Autismo;
9. Musicoterapia aplicada à comunicação e interação social de pessoas com Autismo;
10. Sugestão para uma sessão de Musicoterapia para crianças e adultos com Autismo.

Lançamento “Musicoterapia e Autismo: teoria e prática”
Data: 22 de agosto, às 19h
Local: Livraria Cultura do Shopping Bourbon Country (Av. Túlio de Rose, 80 – Porto Alegre/RS)
Evento gratuito

Musicoterapia: música y canciones contra el alzhéimer y el olvido Los

Los tratamientos musicales en pacientes diagnosticados de alzhéimer y otras demencias ofrecen notables resultados.

aliveinside4

A Patxi del Campo le gusta explicar lo que consigue con su trabajo recordando un momento vivido hace años con una paciente extremeña: “Una mujer que no hablaba, de la que no conocíamos la voz. Me dejaron una cinta con música del norte de África y, al escucharla con ella, empezó a dar palmas y seguir el ritmo, para mi gran sorpresa. Cuando terminó la primera cara, me preguntó si le podía dar la vuelta. Yo nunca había escuchado su voz. Cuando terminó la segunda cara, me empezó a contar que esa música era de cuando los moros se llevaron preso a su marido en la Guerra Civil. Había tenido una experiencia con ese sonido, había evocado una parte de su historia y la había traído al presente narrando. Ése es el trabajo de reminiscencia”.

Del Campo es director del Insti­tuto Música, Arte y Proceso, especializado en terapias musicales con pacientes diagnosticados de alzhéimer, una disciplina complementaria al tratamiento farmacológico que obtiene resultados tan llamativos como el citado en personas que sufren importantes daños cognitivos y pérdida de memoria.

“Escu­char música les produce ­segu­ridad, identidad, porque les recuerda lo que han vivido, escu­chado, bailado y habían perdido en la memoria”

“Es una herramienta que ayuda a retrasar el deterioro, nunca hablamos de curar”, precisa. “Una de las cosas básicas y bonitas es que los periodos de agitación de estos pacientes disminuyen. Escu­char música les produce ­segu­ridad, identidad, porque les recuerda lo que han vivido, escu­chado, bailado y habían perdido en la memoria. Luego intentamos socializar al paciente, para que se relacione con familiares y la gente con la que vive”.

Las técnicas que se emplean en las sesiones de musicoterapia van desde la escucha de fondo o individual al canto terapéutico, llegando a poder jugar con instrumentos musicales. Suelen ser intervenciones en grupo, aunque teniendo muy en cuenta las necesidades de cada paciente.

Raquel Guerrero, musicoterapeuta de la clínica psicogeriátrica Josefina Arregui, en Alsasua (Navarra), destaca la sistematización del proceso. “El musicoterapeuta profesional, y no cualquier persona con conocimientos musicales u otro profesional sociosanitario, emplea la música y los elementos musicales –sonido, armonía, melodía, ritmo– de forma estructurada, para conseguir una serie de objetivos terapeúticos, en función de las necesidades físicas, emocionales, cognitivas y sociales de cada persona”.

Un proceso abierto

También explica que las sesiones se modulan en función de la respuesta que despiertan. “No es un proceso cerrado, tiene que adaptarse a cada persona, a los cambios que van surgiendo, a sus capacidades y limitaciones, y aunque las sesiones tienen que tener una estructura que proporcione seguridad y estabilidad a la persona enferma, con señales contextuales al inicio y al final de las mismas, el desarrollo de la sesión tiene que adaptarse tanto al nivel de funcionamiento de la persona como al aquí y ahora, estando abierta a la creatividad y a lo que en cada sesión ellos aportan y traen musicalmente”.

El primer paso para comenzar a tratar con música a pacientes con alzhéimer es conocer su historia sonora, “todas las músicas y sonidos que le han rodeado durante toda la vida, como el timbre de voz de sus familiares, por ejemplo, o en qué ambiente sonoro se ha movido”, afirma Del Campo.

Con esa información, los especialistas actúan para intentar estimular la parte del cerebro a la que se puede acceder mediante la música, “para activar recuerdos, la motricidad, para que cante, aplauda y baile con nosotros, y facilitar las relaciones sociales con quien tiene alrededor, porque no es lo mismo cantar sola que con alguien, bailar ­sola que abrazada…”.

Sin embargo, Guerrero también señala que la música actúa como puerta de acceso incluso en pacientes sin relación especial con ella. “Algunas veces las familias nos dicen que a su familiar no le ha gustado la música, que nunca le han oído cantar y mucho menos le han visto bailar, y llegan a las sesiones de musicoterapia, escuchan una canción conocida de sus años de juventud e inmediatamente su expresión cambia e incluso se arrancan a cantar o a mover las diferentes partes del cuerpo, a golpetear con los dedos la mesa siguiendo el ritmo, a silbar, a tararear”.

leer más…

Musicoterapia para el Alzheimer, el reto de un emprendedor social

La Universidad Europea premia por su valor para mejorar la sociedad el innovador proyecto de un joven psicólogo granadino

jovenes-emprendedores--644x362

Una cena, cuatro proyectos de emprendedores sociales y… un ganador. O varios, porque en este tipo de encuentros todos ganan, ya que el objetivo no es otro que apoyar las iniciativas innovadoras de jóvenes que trabajan para mejorar la sociedad. Pero en la última edición de HUB Micro(me)cenas, el evento de microfinanciación colectiva organizado por los Premios Jóvenes Emprendedores Sociales de la Universidad Europea, Punto JES e Impact HUB Madrid, la presentación del psicólogo granadino Pepe Olmedo logró situarse como la preferida del público y también del jurado especial. Su proyecto, «Música para despertar» demuestra los efectos terapéuticos de la música para mejorar la salud de personas que padecen Alzheimer.

Olmedo ya participó hace unos meses en el programa «Think Big» de la Fundación Telefónica, donde estuvo preparando la aceleración de este proyecto que, a día hoy, puede traer, como cuidado paliativo, esperanza y consuelo a millones de familias que sufren esta enfermedad neurodegenerativa, a la espera de que la ciencia encuentre su cura.

leer más…

Musicoterapia alternativa eficaz para el tratamiento del cáncer

La musicoterapia tiene efectos positivos en el tratamiento del cáncer, por lo que puede ser una alternativa eficaz y de gran ayuda a las terapias tradicionales

El análisis, dirigido por la profesora Joke Bradt, del Departamento de Terapias Creativas de la Universidad de Drexel, en Filadelfia, indica que tanto escuchar música con discos pregrabados, como la musicoloterapia pueden ser un complemento a los tratamientos de los pacientes de cáncer para mejorar su bienestar.

Analizaron efectos de la música contra el cáncer en siete países

Los investigadores analizaron una treintena de estudios de siete países (Estados Unidos, China, Italia, Irán, España, Taiwán y Vietnam) y realizaron un análisis sistemático conocido como revisión Cochrane. Estas revisiones combinan estadísticamente los datos de los estudios para incrementar la repercusión de sus hallazgos, ya que por sí solos serían demasiado reducidos como para producir resultados fiables, explicó la doctora Bradt.musica-puede-curar-musicoterapia-300x350

Se redujo los niveles de ansiedad de pacientes con cáncer

La fusión de los datos de los treinta estudios permitió ver la reacción de mil 891 pacientes con distintos tipos de cáncer que escucharon música grabada o participaron en musicoterpia y los resultados demostraron que en ambos casos los niveles de ansiedad se redujeron “considerablemente”, según los estándares médicos para medir la ansiedad.

Detectaron beneficios adicionales

Además, los especialistas detectaron otros beneficios colaterales (en menor proporción pero también positivos) en la respiración y en la presión sanguínea de algunos de los pacientes, lo que subraya, según Bradt, que “la música puede ser un tratamiento complementario beneficioso”.

El Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos define la musicoterapia como el tratamiento para el que se usa música con el fin de ayudar a aliviar el dolor o la tensión.

Sirve como distracción y fuente de relajación

En este sentido, Bradt explicó que escuchar música puede servir como distracción y como fuente de concentración y “está demostrado que cuanto más relajado está el paciente, menos dolor siente”.

Los resultados también sugieren que la musicoterapia puede ayudar a mejorar el estado de humor de los pacientes, aunque no evitar la depresión. Según Bradt sería necesario hacer estudios más profundos para entender mejor el impacto de la angustia en estos pacientes.

[No te pierdas: Musicoterapia, una opción para enfermedades del cerebro]

No solo es escuchar tonadas, también sirve cantar

La musicoterapia no sólo consiste en escuchar tonadas sino que el paciente puede expresar sus emociones cantando o tocando un instrumento, al mismo tiempo sirve de entretenimiento y es una forma de dar “energía” al paciente.

En el caso de los discos, habitualmente el terapeuta da a elegir al paciente entre una lista de cinco o seis tipos de música, que abarcan desde clásica, “new age” o incluso country, para confeccionar una selección a su medida.

En la elección de la música pueden intervenir familiares y seres queridos

La elección, en la que a veces intervienen también familiares o amigos, depende de lo que necesite el paciente “a veces música más animada, otras con letra que le inspiren esperanza”.

“Las música proporcionada por musicoterapeutas capacitados, así como escuchar música grabada han mostrado resultados positivos, pero en este momento no hay pruebas suficientes para determinar si una intervención es más efectiva que la otra”, indicó.

Lo que está claro, según dijo, es que sí tiene un efecto positivo sobre los pacientes de cáncer a los que aporta tranquilidad cuando la escuchan y es un vehículo para expresar emociones, cuando lo necesitan.

El artículo titulado: “Music interventions for improving psychological and physical outcomes in cancer patients”, se encuentra en la biblioteca virtual Cochrane Database of Systematic Reviews. ¡Puedes buscarlo!

Rock´n´Roll Madrid Maraton, evento a favor de la musicoterapia

El 17 de abril, miércoles, y el 28 de abril, domingo, serán los días de la solidaridad con la musicoterapia en Madrid. Se ha puesto en marcha un programa para recaudar fondos para el Programa de Musicoterapia del Hospital Universitario de la Paz de la Comunidad de Madrid; y estas serán sus tres líneas de actuación:

1. El Hard Rock Café de la capital española acogerá el 17 de abril un concierto benéfico en el que actuarán José Rubio’s Nova Era, The Seventh Grada y La Habitación Tóxica. Todo lo que se recaude se destinará íntegramente al programa de musicoterapia.

2. Pero habrá más… tan sólo una semana y media después, el domingo día 28, tendrá lugar el Rock ‘n’ Roll Madrid Maratón & 1/2, en el que estarán presentes 25 atletas en nombre del hospital y de Hard Rock, y en el que podrán participar todos aquellos que quieran hacerlo. La organización del evento espera que el 28 de abril sea “la gran cita del atletismo” ya que se estima que puedan participar al menos 26.000 corredores para realizar juntos la carrera de 42 kilometros al ritmo de la música en vivo que sonará en todo el recorrido gracias a los 21 escenarios que se instalarán.

3. Y la tercera línea es la venta de pulseras solidarias que tendrán un precio de 1€ y se podrán adquirir para contribuir. Se pondrán 5.000 unidades a la venta.

Con estas tres actividades, se espera recaudar 12.000€ que estarán destinados en su totalidad a continuar con la investigación sobre los beneficios de la música aplicada como terapia, dentro del Programa de Musicoterapia del Hospital La Paz.

Quien no pueda participar en ninguna de las actividades propuestas, pero desee colaborar, podrá hacer una donación a través de la web www.migranodearena.org.

4 y 5 de abril: I Jornada Latinoamericana de Musicoterapia

Os habíamos anunciado su celebración, y por ha llegado el momento.

Hoy arranca en Bogotá la I Jornada Latinoamericana de Musicoterapia y Proyección Social, que finalizará mañana, día 5 de abril, y contará con la presencia de especialistas en musicoterapia de Argentina, Brasil, España, Chile y Noruega, y por supuesto, de Colombia.

Como ponentes destacados participarán el noruego Even Ruud, profesor del departamento de Musicología de la Universidad de Oslo, la española Patricia Sabbaletta y las argetninas Gabriela Wagner y Alicia Topelberg.

Los principales objetivos sobre los que se trabajará durante estos dos días dedicados a la musicoterapia será mejorar, a través de esta disciplina, la salud física, mental y social y en procesos de prevención y rehabilitación en la infancia y la adolescencia.

La I Jornada Latinoamericana de Musicoterapia está organizada por la Facultad de Artes de la Universidad  Nacional y el Instituto Distrital de Protección de la Niñez y la Juventud (Idiprom).

Cecilia Barrios, musicoterapeuta

El periódico argentino, El Diario, ha publicado una entrevista con Cecilia Barrios, musicoterapeuta formada en la Universidad de Barcelona.

Cecilia lo tiene claro, a donde no llega la medicina tradicional puede hacerlo la musicoterapia; pero cree que la musicoterapia no sólo vale para aliviar dolencias reconocidas o diagnosticadas, sino que cree que es recomendable para todas las personas, padezcan o no alguna patología; ella misma dice:  “más allá de sus for­ma­tos clí­ni­cos, la Mu­si­co­te­ra­pia siem­pre va a tra­ba­jar po­ten­cian­do las ca­pa­ci­da­des de las per­so­nas. Y en es­te as­pec­to no tie­ne te­cho”.

La entrevista se ha hecho aprovechando que Cecilia va a impartir un curso denominado “Introducción a la Musicoterapia” en el Conservatorio Superior de Música Felipe Boero de Argentina durante los viernes y sábados del mes de mayo.

Pinche aquí para leer la entrevista completa.

Nube de etiquetas