La música y la mejora de la calidad de vida de los que más lo necesitan

Archivo para la Categoría "Organizaciones"

El Museo Interactivo de la Música de Málaga imparte un taller de musicoterapia

Según se publica en el diario malagahoy.es, durante el mes de enero el Museo Interactivo de la Música de Málaga (MIMMA), acogerá diversas actividades relacionadas con la música.

Así, habrá sesiones de minijuegos musicales, teatro musical y un taller de musicoterapia. Éste último tendrá lugar los días 12 y 13 de enero, y tratará de lograr que los asistentes se introduzcan en un lugar donde imaginar, desarrollar su creatividad y experimentar mediante la expresión corporal y la improvisación a través de la música.

 

El Huffington Post habla de musicoterapia

Ayer se publicaba en el Huffington Post artículo sobre musicoterapia titulado “Musicoterapia, la música es salud”. Os dejamos el enlace directo para que podáis verlo en el periódico http://www.huffingtonpost.es/ y os copiamos el texto de la noticia literalmente:

“María, 82 años, diagnosticada de Alzheimer. Comenzó su tratamiento de Musicoterapia hace un año en su Centro De Mayores. Desde entonces, su pérdida de lenguaje se ha frenado y su agresividad es menor.

Ignacio, 35 años, un accidente de tráfico le provocó una hemiplejia lateral derecha. Con el tratamiento de Musicoterapia, ha ido mejorando su movilidad. Tras meses de trabajo es capaz de desplazarse con muletas.

Luis y Soraya, padres de un niño nacido a los 6 meses de gestación, recurrieron a la Musicoterapia que se ofrecía en la Unidad de prematuros. La Música y el canto de sus padres, guiados por el Musicoterapeuta, ayudaron a que el bebé desarrollara el instinto de succión y alcanzara su desarrollo óptimo para salir de la incubadora una semana antes que la media de otros bebés en su situación.

La AMTA (American Music Therapy Asocciation) define la Musicoterapia como la utilización científica de la Música y todo tipo de experiencias musicales para restaurar, mantener y/o mejorar la salud física y psíquica de las personas. La intervención tiene que estar dirigida por un Musicoterapeuta profesional en un entorno terapéutico, a fin de promover cambios deseables en el funcionamiento físico, cognitivo, psicológico o social de las personas. Este concepto de Musicoterapia y de sus objetivos terapéuticos encajan perfectamente con la definición de salud de la Organización Mundial de la Salud, concebida como “un estado de completo bienestar físico, mental y social, no solamente la ausencia de enfermedad”.

La Musicoterapia puede aplicarse desde los primeros meses del embarazo hasta los últimos momentos de la vida de una persona. Esto hace que sus campos de intervención sean muy variados, desde personas en estado de salud hasta ámbitos como el educativo (problemas en el lenguaje, trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH)…), la discapacidad (Síndrome de Down, autismo…), Geriatría (Parkinson, Alzheimer…), Salud Mental (trastornos psicóticos, de la conducta alimentaria…) o Medicina (bebés prematuros, oncología, rehabilitación neurológica, dolor crónico…).

El proceso de intervención comienza por iniciativa propia del paciente o bien tras la derivación por parte de un profesional (psicólogo, médico, terapeuta ocupacional…). Para establecer los objetivos a corto y medio plazo y el tratamiento, se recabará previamente información, tanto del estado de salud del paciente y como de su historia musical, lo que conocemos como Identidad Sonora (Benenzon, 1969). Este tratamiento se aplica a lo largo de un determinado periodo de tiempo, en sesiones normalmente semanales, de una hora de duración aproximadamente. 
La estructura de las sesiones depende del sector de población al que va dirigida, del estado físico o emocional del paciente o de los objetivos terapéuticos que se persigan, entre otros. Siendo una terapia fundamentalmente no verbal, nos comunicaremos a través de la Música y de diversas expresiones musicales para obtener información que nos permita intervenir terapéuticamente.

Los recursos musicales utilizados pueden ir desde el canto, hasta el uso de instrumentos, el movimiento, la creación musical, la escucha guiada de música o la improvisación. La Musicoterapia proporciona un espacio terapéutico estructurado, ofreciendo seguridad para propiciar los cambios deseados en cada paciente.

Es fundamental la Música en directo. El Musicoterapeuta, debidamente entrenado, será capaz de adaptar cada música al paciente, con una intención terapéutica. La música grabada no permite estas adaptaciones, fundamentales para el proceso. Las reacciones ante cada tipo de música son propias de cada individuo, dependen de su estado físico y psicológico, así como de su historia personal y ambiente cultural (Mercadal-Brotons y Martí, 2008). Así, la simple escucha de un CD de música clásica no conllevará automáticamente la relajación del paciente. De igual forma, los “recetarios musicales” que recomiendan la música de Bach para el dolor de estómago, no tienen ninguna base científica.

A María, la paciente con Alzheimer, se le dibuja una sonrisa cuando ve aparecer a su musicoterapeuta con la guitarra, a pesar de su desorientación. Esta semana trabajarán la memoria, el esquema corporal y la socialización con el resto de compañeros. Ignacio, amante del heavy, va recuperando parte de su movilidad gracias a un trabajo conjunto con su fisioterapeuta. Durante las sesiones, el musicoterapeuta adapta la música favorita del paciente al trabajo de rehabilitación, propiciando una mayor motivación e implicación de éste en su evolución. Luis y Soraya han aprendido cómo involucrarse en la recuperación de su bebé. Junto con el musicoterapeuta, han descubierto la importancia del canto y el contacto piel a piel. La reproducción del sonido del corazón de la madre ha estimulado el reflejo de succión y la autonomía del bebé a la hora de alimentarse.

La Musicoterapia es una profesión emergente y poco conocida en España, lo que a veces conlleva que haya que justificar continuamente nuestro trabajo. El intrusismo profesional es otro asunto a tratar. La formación reglada como Musicoterapeuta se imparte como estudios de Postgrado en diversas Universidades y centros privados. En estos estudios se abarca tanto el área clínica como la musical y la musicoterapéutica, desde un punto de vista tanto teórico como práctico. Asociaciones nacionales e internacionales establecen que el musicoterapeuta profesional debe estar capacitado en estas tres áreas.

En Estados Unidos, Argentina o Finlandia, es una profesión normalizada y reconocida, plenamente integrada en los equipos interdisciplinares. En España, desde hace tiempo, podemos encontrar ejemplos de la aplicación exitosa de la Musicoterapia en diferentes campos y en instituciones tanto públicas como privadas. Pero el reconocimiento oficial de la profesión aún está por llegar.

En el contexto socioeconómico actual la Musicoterapia desempeña una función importante. Podemos resaltar aquí su concepción de la salud de manera global, huyendo de las parcelaciones típicas de la medicina convencional. Además es una disciplina terapéutica no farmacológica, y existen estudios científicos que demuestran de manera fehaciente una disminución considerable en la necesidad de administración de fármacos tras su aplicación. Un musicoterapeuta profesional ahorraría dinero al Sistema Nacional de Salud, utilizando una terapia no farmacológica, carente de efectos secundarios y que permite alcanzar el bienestar integral del paciente utilizando actividades placenteras, implicando a la persona y a su entorno en el tratamiento.

La Música y todas sus expresiones, inherentes al ser humano desde tiempo inmemorial, pueden ser la respuesta a los retos en el futuro de la salud.”

 

Fuente: The Huffington Post. Texto publicado en una noticia en la edición digital del 20.11.2012

Musicoteparia, alternativa a la medicina para aliviar enfermedades

Así, como una terapia alternativa para contribuir al alivio de los síntomas de enfermedades, es como se trabaja con la musicoterapia en los centros EspacioCaixa de la Fundación Instituto San José, que acaba de inaugurar uno nuevo en Madrid.

EspacioCaixa está concebido como un punto de encuentro en el que pacientes con enfermedades avanzadas y sus familiares pueden hacer actividades que ayudan a mejorar su calidad de vida, aliviar los síntomas de su enfermedad, reducir el sufrimiento y el dolor, incrementar la autonomía, …. Y estas actividades están basadas en la pintura, la escritura, y por supuesto, la MUSICOTERAPIA.

La Fundación Instituto San José y EspacioCaixa forman parte del programa pionero de atención emocional, social y espiritual que realiza la Obra Social La Caixa.
Fuente: Diario La Razón.

Taller de musicoterapia

En el blog “Música, Terapia, Sonido y Educación”, han publicado hace unos días un interesante video (un reportaje de televisión) sobre un taller de musicoterapia.

Aprovechamos para felicitarles por su blog y aquí el enlace al video.

Una Orquesta Nacional de Musicoterapia es posible


En México se encuentran en plena ebullición de proyectos innovadores que puedan ser de utilidad a la nación y por ello han creado un proyecto llamado “Iniciativa México”, que consiste en todo un movimiento nacional para el desarrollo del país.
En él participan alumnos y profesores de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (Unicach) y miembros también de su Orquesta Sinfónica. Hace tres años comenzaron a tocar en las secciones de pediatría de algunos hospitales y desde entonces fue surgiendo poco a poco la idea de crear una Orquesta Nacional de Musicoterapia para los hospitales.
A esta idea ya la han preseleccionado entre las mejores en Iniciativa México y ha conseguido pasar la primera fase del concurso, pero para hacerlo es necesario el apoyo social y por ello se puede votar su iniciativa desde la página oficial.

Recursos | Noticia , Iniciativa México , Orquesta Unicach

El padre de Amy Winehouse usará música para rehabilitar a jóvenes drogadictos

Mitch Winehouse y su hija Amy Winehouse

El padre de Amy Winehouse se reunió con el Primer Ministro para pedirle más ayuda para la gente con problemas de adicciones. Mitch Winehouse ha asegurado que la gente con más problemas son los jóvenes adolescentes :

“Empecé a tomar drogas cuando tenía 13 años”, contaba Dominic Ruffy (un exadicto). “Mis amigos empezaban a tomar cerveza, pero a mí no me gustaba así que empecé a fumar marihuana en una fiesta. En seis semanas se había convertido en un hábito diario y progresó al LSD ese mismo año y luego al éxtasis. A los 16 esnifaba cocaína todos los días.”

Sarah Graham, consultora de la Amy Winehouse Foundation, comentaba en esta misma línea que una gran ventaja de tratar a gente joven es que tienen una mayor capacidad para desengancharse. Sarah trabaja con Mitch Winehouse para abrir un centro de rehabilitación en el nombre de Amy con la esperanza de una buena financiación por parte del Gobierno. Una de sus principales estrategias es usar la musicoterapia (así como terapias con arte y arte dramático), ya que “es algo de lo que la gente joven saca mucho beneficio”.

Por desgracia, tal y como afirmaba un portavoz de la National Treatment Agency, la drogadicción era a menudo un síntoma de otros problemas, como disfunciones del entorno familiar o trastornos mentales. Aunque no se sabe con certeza si la rehabilitación es mejor que otros tratamientos, está muy claro que tiene un papel primordial en los casos más serios.

 

Noticia | BBC UK

La Fundación Music and Help empieza su andadura

 

Patricia Villarruel | MADRID

 

MADRID. Un instante de la presentación de la Fundación Music and Help, en la capital española. La entidad busca ayudar, desde la música, a niños que padecen de cáncer.

MADRID. Un instante de la presentación de la Fundación Music and Help, en la capital española. La entidad busca ayudar, desde la música, a niños que padecen de cáncer.

Hay algo de la Fundación Alas (el ente fue concebido por Shakira y apadrinado por el escritor Gabriel García Márquez) en Music and Help, una institución que acaba de presentarse en Madrid y que como su referente quiere aprovechar el poder de convocatoria de los artistas para luchar, en su caso, contra el cáncer infantil.

La música se convierte así en herramienta de sensibilización frente a una causa solidaria y en un medio para mitigar los efectos de los tratamientos en los niños que padecen la enfermedad (musicoterapia).

La cara más visible de la Fundación es la cantante manabita Claudia Oñate, embajadora de la campaña de la Secretaría Nacional del Migrante (Senami), Todos Somos Migrantes.

La artista que nació en Chone pero que creció en la avenida del Ejército, de Portoviejo, se dio a conocer en el reality ‘Hijos de Babel’, una suerte de Operación Triunfo para extranjeros afincados en España (quedó en quinto lugar).

Tras el lanzamiento de su primer disco, Hola mi amor, en abril del 2010, decidió volcarse con la iniciativa que vio la luz de la mano de David Tarriño. El cáncer que le sorprendió a su padre un mes antes de fallecer le empujó a sacar adelante Music and Help.

“El cáncer es una palabra de duelo, pero si al tratamiento de la enfermedad se le pone arte, música, el trago amargo es más llevadero”, explica el empresario experto en la organización de eventos, que ve en las acciones de musicoterapia otro canal de apoyo.

Y aunque su propósito es recaudar fondos para la atención de menores de escasos recursos aquejados por la enfermedad, no descarta contribuir con otros proyectos solidarios.

De hecho, su primera actuación apunta a conseguir dinero para la guardería Mamá Yoli, ubicada en el barrio Atucucho (noroccidente de Quito), que atiende a 220 niños.

Oñate visitó el centro en junio pasado y se comprometió como madrina, también de la Fundación Vista para Todos, a dotar la cocina con electrodomésticos nuevos.

El dinero saldrá de la venta de entradas de Ecua-Fest, un concierto que durante los próximos cuatro años se celebrará en el Paraninfo de la Universidad Complutense de Madrid. La primera edición será el 2 y 3 de septiembre.

Music and Help, que emprenderá proyectos en Latinoamérica y España, cuenta con el apoyo de la Comunidad de Madrid, las fundaciones Alianza y Real Madrid así como las empresas de sonido ASL y de eventos, Fluge.

Datos
Origen. La artista Claudia Oñate laboró en una sucursal bancaria en Portoviejo, pero fue la música la que la empujó a salir del Ecuador. Llegó a España en octubre de 1999.

Disco. La cantante presentó el año pasado su disco debut, titulado Hola mi amor. El lanzamiento lo hizo con un pequeño recital acústico en el que interpretó algunos temas de la estrenada producción. El álbum contiene 11 canciones.

 

Nube de etiquetas