La música y la mejora de la calidad de vida de los que más lo necesitan

Archivo para la Categoría "Enfermedades"

El sonido de una vida que se apaga

Le han dicho que cierre los ojos, pero Miguel Ángel del Pozo es incapaz. Su mano izquierda descansa sobre el cuerpo sinuoso de un violonchelo y con la derecha agarra fuerte la mano de su mujer. El arco le arranca al instrumento las notas más bonitas que, posiblemente, se hayan escuchado en la habitación 105 del Hospital Centro de Cuidados La Laguna. La vibración recorre las yemas de los dedos de Miguel Ángel, un cosquilleo que le sube por el brazo y le atraviesa el pecho. Olvida que tiene cáncer, olvida el dolor, olvida el sufrimiento. Abre los ojos y busca con sus labios la mano de su mujer. La sesión de musicoterapia está en su punto álgido.

leer más…

Extremadura disfruta de un programa de musicoterapia

Unos 200 usuarios tanto de centros de personas con deterioro cognitivo como de centros de mayores en Extremadura han participado en el Programa de Musicoterapia implantado por el Servicio Extremeño de Promoción de la Autonomía y Atención a la Dependencia (Sepad), según ha informado su directora gerente, Cristina Herrera.

leer más:

Documental MUSIEK – Musicoterapia y Educación Especial – Proyecto de Intervención Social

Musicoterapia para el alzhéimer

El tratamiento puede ayudar a recuperar recuerdos asociados a experiencias positivas de la vida del paciente y a reducir su agresividad n Esta técnica ya se usa de forma experimental

Los pacientes que sufren algún tipo de demencia tienen capacidad para procesar la música cuando ya no pueden expresarse por el lenguaje. Por ello y debido a cómo reacciona el cerebro humano ante una canción, muchos expertos analizan sus posibles beneficios para pacientes con alzhéimer. Algunos profesionales del ámbito de la geriatría aseguran que, en fases leves de demencia, la música ayuda a mantener las capacidades cognitivas y retrasar la dependencia, y en fases ya avanzadas de la enfermedad puede hacer que el paciente recupere recuerdos asociados a cosas positivas de su vida

El área que más se deteriora en la enfermedad de alzhéimer es el córtex prefrontal, precisamente la que se activa cuando se escucha música y se evocan recuerdos. Recuperarlos, evocar la memoria, es lo que ansía cada enfermo y sobre todo, quienes le rodean. La ciencia investiga si, de momento, la música puede hacer algo.

Eso es, precisamente, lo que defiende la musicoterapeuta especializada en geriatría y demencias Mónica de Castro. Ella asegura que la música puede ayudar a personas con alzhéimer a recuperar recuerdos de experiencias positivas de su vida. Se sabe que la música tiene beneficios terapéuticos: cuando escuchamos música se activan partes de los lóbulos temporales; en la circunvolución temporal media existe una zona que se relaciona con la identificación de una música conocida. Y si cantamos una canción que conocemos se activan zonas del lóbulo frontal relacionadas con la memoria.

musicoterapia-alzheimerUn estudio realizado en 2009 en la Universidad California Davis muestra cómo en el córtex prefrontal medial de una persona sana existe un área que se activa cuando escuchamos una música conocida y evocamos recuerdos autobiográficos. Este hallazgo es especialmente valioso para ayudar a personas con esta enfermedad a recuperar recuerdos asociados a experiencias positivas de su vida a través de la música.

De hecho, la firma Sanitas va a colaborar en un estudio que desarrollan Blanquerna y la Universidad de Alabama (EEUU) para conocer los efectos de la musicoterapia en el comportamiento de las personas con demencia, en su funcionamiento cognitivo y en sus niveles de cortisol en saliva. En concreto, los expertos van a intentar comprobar si el cortisol, la hormona que ayuda a regular el estrés y cuyos niveles varían positivamente en aquellas personas sanas que se someten a sesiones de musicoterapia con regularidad, también varía cuando se trata de personas con demencia, especialmente en sus fases más avanzadas. Uno de los aspectos más relevantes del estudio es el perfil de sus participantes, ya que son pacientes con alzhéimer y otras demencias en fases moderada y avanzada que residen en alguna unidad de demencia.

“Podemos decir que la música tiene efectos sobre múltiples áreas del cerebro a nivel, tanto cortical como subcortical, y por lo tanto activa una red muy extensa que tiene una amplia cobertura de funciones”, explicó Mónica de Castro, musicoterapeuta especializada en geriatría y demencias, durante una ponencia realizada en el 56 Congreso de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) y el 20 Congreso de la Societat Catalana de Geriatría i Gerontología (SCGG), que acaba de celebrarse en Barcelona.

Se han realizado numerosos estudios con resultado positivo sobre el beneficio de la musicoterapia para el mantenimiento de algunas habilidades cognitivas como el lenguaje, la atención y la memoria en fases leves y moderadas. Algunos centros para mayores en Galicia ya incluyen -aunque de modo experimental- esta práctica.

“El ritmo influye sobre la regulación de la motricidad, la melodía tiene impacto sobre las emociones y la armonía está relacionada con aspectos cognitivos. Otros elementos como la intensidad, el tono, el tempo, la altura y el timbre se utilizan también para ayudar a regular estados de ánimo y aspectos fisiológicos”, añade De Castro.

La música desvía el foco de atención de la persona de estímulos que no puede interpretar a un estímulo que tiene sentido, y por tanto tiene un efecto calmante ante estados de ansiedad en fases moderadas y avanzadas del proceso de demencia. Las actividades musicales orientadas terapéuticamente aportan un sentimiento de éxito, mejorando la autoestima en fases leves y moderadas, según confirman los expertos.

La finalidad última de la musicoterapia es mejorar la calidad de vida de la persona. “Los pacientes con demencia mantienen la capacidad de procesar la música después de haber perdido la capacidad para procesar el lenguaje, por lo que la música se convierte, en las fases más avanzadas, en una importante vía para la conexión con su propia identidad y la comunicación con su entorno más cercano, activando la memoria biográfica, las emociones asociadas y ofreciendo la posibilidad de compartir una experiencia propia con otro ser humano. Además, puede ser un estímulo que les proporciona confort y que puede mejorar su contribución a las actividades básicas como el aseo o la alimentación”, explica la musicoterapeuta Mónica de Castro.

“En fases leves y moderadas puede contribuir a mantener las capacidades cognitivas y funcionales preservadas, retrasando el nivel de dependencia”, añade.

Finalmente existe evidencia de que “determinadas técnicas musicoterapéuticas pueden ayudar a reducir síntomas conductuales como la agresividad física y verbal o el deseo de deambular, contribuyendo a la mejora de la calidad de vida de la persona que padece la demencia y de sus cuidadores”, agrega de Castro.

Nuevos horizontes en la atención a las personas mayores es el lema del congreso en el que se presentaron estas conclusiones y cuya principal pretensión es que se discutan los últimos avances en la atención clínica, social y los últimos conocimientos sobre la biología del envejecimiento. También, marcar nuevos retos asistenciales y nuevas metas en el conocimiento y en la atención al anciano en una época de crisis económica.

En la comunidad gallega se detectan aproximadamente 20.000 nuevos casos de personas afectadas por alzhéimer y en el mundo unos 4,6 millones, lo que representa una media de un nuevo caso cada siete segundos.

Cómo la musicoterapia actúa ante la discapacidad

La Universidad Popular de Telde (Islas Canarias) ha organizado un evento con motivo del día de Santa Cecilia, la patrona de la música, en el cual se pretendía mostrar los avances logrados por un  grupo de personas con diversas discapacidades durante las sesiones del taller de musicoterapia que viene organizando esta entidad desde el 2008.

Estos talleres pretenden mejorar la calidad de vida de sus usuarios, así como aspectos afectivos-cognitivos, la conducta, la psicomotricidad y la comunicación; y para ello se basan en técnicas de improvisación libre y estructurada, canciones, audiciones musicales, etc.

Ver la noticia completa en www.teldeactualidad.com

Musicoterapia contra el asma

Un equipo de investigadores de la UNAM, Universidad Nacional Autónoma de México, en colaboración de la Escuela Nacional de Música están trabajando en el desarrollo de un proyecto de investigación que pretende aliviar el estrés que generan las crisis asmáticas, así como las pruebas que sufren quienes padecen esta enfermedad, a través de la musicoterapia.

En México hay más de 11 millones de personas afectadas de asma, de los cuales 9 millones son menores de ocho años.; una cifra que preocupa mucho en el país ya que va en aumento (aproximadamente un 50% por década).

El equipo de investigadores está compuesto por científicos, músicos y musicólogos; ya que han de tenerse en cuenta todas las disciplinas, puesto que el asma tiene tres componentes: el psicológico, el inmunológico y el respiratorio. Trabajan en el análisis del efecto de la musicoterapia sobre la respuesta psicológica al estrés; para lo que utilizan un aparatdo de madera, con forma de cubo alargado con varias cuerdas de material metálico en su interior, a las que se les puede variar la tensión. En la base del mismo se halla un mecanismo de reloj accionado por corriente eléctrica, el cual permite que rote horizontalmente un plectro que periódicamente tañe las cuerdas del cubo. Esta acción produce un sonido repetitivo, que al variar la longitud de las cuerdas, se pueden obtener sonidos a diferentes frecuencias y, al variar la corriente, se pueden obtener distintos tiempos de repetición de los sonidos.

Estaremos atentos al resultado de estas investigaciones.

 

Campaña en favor de la musicoterapia

Hoy, 12 de julio, se celebrará a las 20.00h en el Hotel Gran Bilbao (España) un concierto benéfico; acto que forma parte de la campaña en favor de la musicoterepia aplicada a personas con alzhéimer, autismo y enfermedades raras promovida por la Fundación Musicoterapia y Salud, que pretende impulsar la creación de un centro de investigación en la materia.

Con el lema ” Musicoterapia es Salud” se ha puesto en marcha esta campaña que fue presentada la semana pasada en un acto público en Bilbao. Su responsable, Carles Pérez, ha explicado que la musicoterapia aplicada a este tipo de enfermedades logra reducir la medicación, mejorar la autoestima y la calidad de vida los pacientes.

 

Nube de etiquetas