La música y la mejora de la calidad de vida de los que más lo necesitan

Archivo para la Categoría "Atención Médica"

Botiquín para el alma

Conocemos muchas iniciativas para hacer más agradable la estancia de niños hospitalizados, pero nunca está de más compartir todas las novedades que nos vayan llegando porque ayudan a difundir la labor de muchos profesionales pero también pueden servir de inspiración para otros muchos.

Hoy compartimos con vosotros la iniciativa de Adriana Szusterman, un artista argentina que combina su trabajo como cantante y productora con un  proyecto solidario de musicoterapia  llamado “El botiquín para el alma”, cuyo objetivo es hacer que la estancia de los niños hospitalizados sean más placentera y menos traumática, para ello les acerca la música a sus camas hospitalarias, les canta, les proyecta sus videos, les lee libro y trabaja con ellos pintando dibujos.

En una entrevista concedida a un diario argentino, Szusterman ha declarado recientemente: “Cuando voy a cantarles, las enfermeras me cuentan que todas tienen en sus celulares videítos míos y que se los ponen a los chicos cuando están histéricos y ellos se calman. Eso realmente es milagroso”.

Podéis conocer más a Adriana Szusterman en su página web: http://www.cantandoconadriana.com.ar

Videojuegos contra los trastornos de impulsividad

Nos gustaría compartir hoy con vosotros una información que, por una vez, no tiene nada que ver con la música, pero si con las terapias alternativas para combatir enfermedades.

El videojuego Island ha sido seleccionado como el Mejor Serious Game Europeo en la categoría de Salud en el Certamen Internacional Fun&Serious Game Festival, que se celebrará en noviembre de 2011 en Bilbao.

“Island” es un videojuego desarrollado por la plataforma Playmancer, formada por médicos e ingenieros de cinco países europeos; que han estado trabajando en la creación de un videojuego que sirviese como complemento terapéutico en el tratamiento de pacientes con trastornos de impulsividad. Y todo indica que lo han logrado.

“Island” ha estado siendo probado en el área de psiquiatría del Hospital de Bellvitge (Barcelona) con 30 pacientes (15 con bulimia nerviosa y 15 con ludopatía), que durante varios meses han recibido una sesión semanal de 20 minutos. La terapia consiste, precisamente, y aunque parezca contradictorio en el caso de la ludopatía, en jugar con el videojuego, que se presenta como una isla desierta de la que el jugador debe lograr salir, para lo que tiene que superar obstáculos que se presentarán más o menos complicados en función del estado emocional del paciente.

Según ha explicado a varios medios de comunicación el Doctor Fernando Fernández Aranda, responsable de la Unidad de Trastornos de la Alimentación del Hospital de Bellvitge, y uno de los que han estado trabajando con Island, la situación que el videojuego recrea y las pruebas que presenta al paciente le provocan rabia, ira y frustración; las mismas sensaciones que pueden sentir en las situaciones de estrés diarias que le llevan a la sobreingesta o al juego compulsivo. De tal modo que si el paciente desea superar el nivel y pasar a uno superior, debe ser capaz de controlar su estado de ánimo. Si no es capaz de lograr el autocontrol, el juego conduce al paciente a una zona de relajación para ayudarle a liberar tensión, proponiéndole ejercicios que le ayuden a regular las emociones. Y esta es la auténtica función terapeútica del videojuego, ya que logra que el paciente aprenda a autocontrolar el estress que le lleva a comportarse con impulsividad.

De momento se ha provado, con resultados extraordinarios, en pacientes con bulimia y ludopatía. Compra compulsiva y trastornos obsesivos-compulsivos pueden ser los siguientes objetivos de Island.

Videojuego Island, una gran noticia.

El 8 de noviembre recibirá el galardón.

 

Los tratamientos en cuidados paliativos mejoran con música

En España consiste en una práctica casi inexistente, pero la musicoterapia también puede usarse con pacientes en cuidados paliativos. En su libro “Cuidados Paliativos”, Jonathan R. Gravin y Lee A. Fleisher comentan:

La musicoterapia consiste en la utilización creativa y profesional de la música en una relación terapéutica con fines físicos, sociales y espirituales. Ayuda a que las personas se expresen sin necesidad de utilizar palabras. Los musicoterapeutas son profeisonales sumamente cualificados que se han sometido a un entrenamiento biopsicosocial y de asesoramiento, además de saber e interpretar la música. Estos profesionales utilizan una combinación de técnicas, como escuchar música, comentar las letras, improvisar y escribir letras de canciones. En Gran Bretaña y en Estados Unidos, la musicoterapia es un aliado de la profesión sanitaria, y como tal, constituye un buen ejemplo de terapia integrada. En el campo de los cuidados paliativos, la musicoterapia se utiliza cada vez con mayor frecuencia en el tratamiento de enfermos terminales para ayudarles a disminuir la ansiedad y sus temores, para facilitar la comunicación y la expresión de sentimientos difíciles, para disminuir los síntomas de dolor y enfermedad, minimizando la sensación de aislamiento y soledad que acompaña a menudo a la enfermedad. […] En una revisión de 11 estudios, 6 mostraron diferencias significativas para respaldar la utilización de musicoterapia en este grupo de pacientes, como disminución del dolor y la ansiedad, y una mejoría del bienestar físico, de la fatiga, la energía, el estado de ánimo, la espiritualidad y la calidad de vida.

Para poder entenderlo un poco mejor visualmente, os dejamos con una ponencia muy interesante sobre la mejora en cuidados paliativos y su relación con la musicoterapia:

Obra en Google Books | Cuidados Paliativos

La música ayuda a la recuperación de daños cerebrales


En un estudio piloto se ha demostrado que el uso de la musicoterapia puede ayudar a la recuperación en el tratamiento de lesiones cerebrales. No solo eso, sino que también puede ayudar a crear nuevas estructuras cerebrales para superar minusvalías. Así lo confirma un estudio de la Unidad de Investigación en Neurodesarrollo del Instituto de Neurobiología, campus Juriquilla.
En el primer estudio de un niño prematura con asfixia perinatal, enema cerebral y neumonía, presentaba tras una resonancia magnética un volumen en el ventrículo cerebral derecho de 1’6 ml y el izquierdo de 1’49 ml, y el cuerpo calloso 0’31 ml.
En el último análisis tenía un volumen de 2’95ml en el ventrículo derecho y 2’93 en el derecho, y el cuerpo calloso alcanzó los 3’77 ml, un tamaño que corresponde al natural teniendo en cuenta su edad.
Esto demuestra que el uso de la música puede crear nuevas vías de investigación y mejora para poder recrear los resultados y asegurar una recuperación más rápida y de superiores resultados.

Noticia | El Universal

La nana es la primera forma de terapia

Los bebés prematuros tienden a ser muy sensibles en todos los sentidos, por eso se les mantiene en incubadoras durante un período de tiempo antes de que se puedan considerar plenamente desarrollados. Esta sensibilidad también afecta a los sentidos, especialmente el oído, ya que cuando estaban en el vientre materno tenían una protección acústica y todos los sonidos llegaban apagados. Pero al nacer de forma prematura se ven totalmente expuestos a todos los ruidos del mundo exterior. Por ello el Centro para la Investigación de la Música de la Florida State University condujo un fascinante experimento:
Para calmar a los bebés y para que estos se desarrollasen con normalidad, hicieron que un experto en arpa entrase en silencio en la sala donde se encontraban los prematuros y empezases a tocar con suavidad canciones de cuna. Los resultados fueron sorprendentes. Tras unos momentos, los monitores de los niños se normalizaron, su respiración era más fácil y liviana y los latidos de su corazón recuperaron su ritmo tranquilo. Algunos de ellos incluso pudieron dormir. En general, se ha observado que la terapia musical ayuda al bebé a ganar peso, librarse de estrés y finalmente ayuda a llevar mejor el dolor.
Una de las principales canciones usadas fue la Canción de Cuna de Brahms, y con ella os dejamos para que también podáis experimentar (aunque no sea en vivo y en directo) los efectos relajantes de una composición tan interesante.

Via | Music therapy for Premature Babies

Ahora los médicos recetan música

Asperger Sheldon Cooper

La musicoterapia ayuda incluso a la gente con Asperger

Por increíble que parezca, la música no solo es el alimento del alma, también puede ser la receta del médico. Un reciente estudio finlandés ha descubierto que los pacientes con depresión que han recibido terapia con instrumentos musicales han tenido una mejoría muy importante. Tal y como lo explica el director de la investigación, el profesor Christian Gold: “La terapia musical tiene cualidades específicas que permiten a la gente expresarse e interactuar de una forma no verbal, incluso en situaciones cuando no pueden encontrar las palabras para expresar sus experiencias interiores”.

La técnica específica dependerá de la persona y sus necesidades. Los niños autistas, por ejemplo,  que quieran expresarse por sí mismos pueden preferir improvisar música. Y es que no hay que aprender a ser un experto en un instrumento, el objetivo real es beneficiarse de la experiencia del sonido y conectar con sus emociones y su creatividad.

Éste es un factor especialmente importante en personas que no se pueden expresar de los modos tradicionales, y la música puede ser su única manera de expresar al mundo lo que tienen dentro. Hay personas que no tienen las palabras o el lenguaje corporal que el común de las gentes da por sentado, y usar la música además les ayudará a mejorar su capacidad para escuchar y para concentrarse.

Noticia | Yorkshire Post

Medidas para el control del asma

Asma
El asma es una enfermedad muy común hoy en día. Tanto es así, que el 30% de los niños de Reino Unido, Nueva Zelanda y Australia, por ejemplo,la padecen, si bien los porcentajes varían mucho de un país a otro. Además, el carácter hereditario de la enfermedad y su relación directa con el aumento de la contaminación la convierten en un candidato perfecto para su permanencia entre nosotros.
La dificultad respiratoria se produce por un estrechamiento de las vías aéreas más finas, provocando una obstrucción del aire. Cuando estos síntomas empeoran puede producirse una crisis de asma, y aunque suelen ser de carácter breve algunos ataques pueden durar varias semanas.
Por desgracia, el descontrol del estado de ánimo puede producir ataques de asma. Esto no quiere decir que el asma tenga un carácter psicológico, sino que estos ataques se pueden producir por la reacción física de llorar o reír en exceso por su demanda de oxígeno al cuerpo. Además, la aprensión que puede producir en el enfermo la posibilidad de quedarse sin aire puede provocar o empeorar un episodio de asma.
Es por ello que el paciente debe aprender a tomar control de su propio cuerpo y de su forma de pensar, realizando ejercicios de relajación y concentración en la respiración que puede ser potenciada gracias a la musicoterapia, tal y como lo confirma la doctora Batista de la Universidad de Puerto Rico.
Noticia | El Nuevo Día

Nube de etiquetas