La música y la mejora de la calidad de vida de los que más lo necesitan

Ahora que al hemisferio norte nos ha llegado el otoño, nos llegarán también los problemas de salud que la estación puede ocasionar, catarros, gripes… pero también, para muchas personas, depresiones y alteraciones en el estado de ánimo.

Días más cortos, menos horas de luz, colores grises en el cielo y marrones desteñidos en la tierra, bajadas de temperatura, … todo esto son componentes que acaban por afectar al estado de ánimo y son muchas las personas que en otoño se manifiestan más tristes y desmotivadas, y en muchos casos, se hace evidente una depresión. Estudios científicos han demostrado que no es una percepción, sino una realidad, las condiciones otoñales pueden causar estos síntomas porque está demostrado que la exposición a la luz mejora la segregación de Serotonina, el neurotransmisor del bienestar, la alegría, la felicidad… Por lo tanto, cuando llega el otoño, la segregación de Serotonina cae y eso incide directamente en nuestro estado de ánimo.

Así pues… ¿qué podemos hacer para poner a tope nuestra serotonina y combatir los decaimientos?. La música… siempre la música… puede ayudarnos, y mucho.

La música ….. como ya hemos mencionado en muchos otros artículos, influye en el ritmo respiratorio, en la presión arterial, en las contracciones estomacales, en los ritmos cardíacos… Las terapias musicales pueden tener un efecto sanador porque pueden aliviarnos la angustia, los miedos, la ansiedad,… al proporcionarnos relajación, bienestar, tranquilidad.

Para todos aquellos que padecéis estas alteraciones, os animamos desde aquí q que acudáis a sesiones de musicoterapia. Os ayudará.

Y como curiosidad: ¿sabéis que se dice que  Felipe V de España se curó de una fuerte depresión gracias a la música?. La historia es la siguiente: Carlo Broschi (1705-1782), conocido como Farinelli, el castrato italiano famosísimo por la excepcionalidad de su voz, capaz de cubrir más de tres octavas y media y cantar más de 250 notas en una sola respiración, se retiró con 32 años de la escena para cantar exclusivamente para el Rey Felipe V de España, quien sufría una gravísima depresión. Dicen los historiadores que cuando Farinelli dio, por orden de la reina Isabel, un concierto en el cuarto adyacente al de Felipe V, éste reaccionó inmediatamente al canto y en el segundo acto mandó llamar a Farinelli y preguntó al castrato cómo podría recompensar el bien causado. La recuperación  de Felipe V fue inmediata y Farinille, que permaneció a su servicio durante décadas, fue considerado el responsable de curación, gracias a su música y a su voz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: