La música y la mejora de la calidad de vida de los que más lo necesitan

Los seres humanos percibimos sonidos y vibraciones de manera diferente. ¿Existe música indicada para cada persona? Depende del estado de ánimo, pues éste se asocia fácilmente con un género o canción.
Decenas de estudios han confirmado que la música tiene efectos, positivos o negativos, en la salud mental. La musicoterapia, muy en boga en estos días, hace uso de sonidos, trozos musicales y estructuras rítmicas para ayudar a los pacientes a tranquilizarse y controlar sus impulsos.

Para utilizar la música de forma positiva debemos identificar nuestro estado de ánimo: Alegre, triste, nostálgico, desesperado, eufórico, entre otros.
Si la letra de una canción tiene relación con este sentimiento, la persona puede ser más receptiva y sensible al mensaje.
La psicóloga clínica Ruth Juracán Rosales explica que escuchar música alegre produce mayor “felicidad” por el ritmo y vibraciones de la melodía. Esto puede variar por factores externos como el ambiente.
Cuando alguien está deprimido, por un desamor, por ejemplo, son recomendables canciones que le ayuden a levantar el ánimo y mantener el equilibrio emocional, indica la profesional.

Los efectos
Los ritmos lentos provocan paz, serenidad y tranquilidad.
Los rápidos producen la activación motora, generando necesidad de exteriorizar sentimientos.
Las notas agudas, frecuentemente, actúan sobre el sistema nervioso provocando una actitud de alerta y aumento de reflejos. Puede ayudarlo a despertar o evitar que el cansancio lo venza; conviene para jornadas largas de trabajo y estudios.
Los sonidos graves suelen producir efectos contrarios, facilitando una visión pesimista o una tranquilidad extrema.
Los instrumentos de cuerda suelen son expresivos y penetrantes, recomendables en cualquier momento.
Los instrumentos de viento se destacan por su poder alegre y vivo, por lo que son indicados para quien se sienta mal.
Los instrumentos de percusión incitan a la acción y el movimiento, y son perfectos para divertirse y subir el ánimo, aunque esté solo en su habitación.

Musicoterapia
“Estructuras rítmicas, escalas y tonos producen patrones de actividad eléctrica cerebral coherente. Ello se traduce en mayor eficacia a nivel del funcionamiento del cerebro no sólo como rector de los procesos cognitivos, sino también como regulador de las funciones vegetativas del organismo”. Esta es la base con la que la musicoterapia se utiliza para regular los estados de ánimo, mejorar el aprendizaje y coordinación y terminar con el bloqueo de malos recuerdos, fundamental para el psicoanálisis y la superación de graves problemas.

Vía | elquetzalteco.com


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: